amputación de patita

¿ AMPUTARLE UNA PATITA A MI PERRO O GATO ?


La amputación de una “patita” es un procedimiento quirúrgico que se realiza comúnmente en perros y gatos para retirar un miembro dañado, ya sea delantero o trasero. Cuando un miembro está tan dañado que pone en peligro al resto del organismo, a tal grado que hasta podría provocar la muerte de la mascota, la amputación es un procedimiento que permite salvar la vida de su mascota, dejándola en posibilidad de adaptarse a su nueva condición.

Como propietario, es muy importante que comprenda claramente el motivo por el que debe realizarse la cirugía en su mascota y lo que puede esperar después de ella.

Afortunadamente, las mascotas parecen estar exentas de los traumas mentales que afectan a los humanos en condiciones semejantes y generalmente logran alcanzar una aceptable calidad de vida con posterioridad a la intervención. Las mascotas, después de perder una extremidad, en corto tiempo son capaces de correr, caminar y jugar sin dolor o incomodidad en tan sólo tres patas.

Si nos ponemos a reflexionar sobre ello, la mayoría de las mascotas que necesitan la amputación de una patita, en realidad ya no la usan, y es como si de hecho ya estuvieran amputados, lo que se pretende con la cirugía es eliminar el dolor que puede estar causando esa patita, ya sea por que se la esté lastimando constantemente al apoyarse sobre ella, porque una fractura esté provocando compresión de algún nervio o por un daño extenso a músculos, tendones o ligamentos, además de la posibilidad de que surja alguna infección o de que esté creciendo en ella un tumor,

Existen diversos procedimientos quirúrgicos cuya finalidad es tratar de “salvar” la patita, sin embargo, se requiere de someter a la mascota a múltiples estudios y cirugías que pueden resultar dolorosas y demasiado onerosas, por lo que en muchos casos, desde un punto de vista realista, la amputación representa una alternativa viable para algunos pacientes.

El procedimiento se realiza como es lógico, bajo anestesia general, y deben tomarse muestras de sangre y orina para valorar el estado de salud general del paciente antes de someterlo al procedimiento quirúrgico, y en el caso de tumores deben tomarse radiografías de tórax para verificar que el cáncer no se haya extendido ya a los pulmones.

Si además se sospecha de cáncer, debe tomarse una biopsia de hueso de la patita afectada para confirmar el diagnóstico antes de la amputación ya que en las radiografías algunas enfermedades producidas por hongos pueden parecer cáncer de hueso.

Los analgésicos (medicamentos para aliviar el dolor) son importantes antes, durante y después de la amputación, para que su mascota se encuentre lo más cómoda posible y comience a comer y a hacer su vida normal rápidamente.

La mayoría de los perros y gatos pueden desplazarse al día siguiente de la amputación, sin embargo, quizá algunos de ellos (principalmente perros grandes u obesos) requieran de alguna forma de ayuda, fundamentalmente al principio, para incorporarse e ir al baño.

Una vez que sea remitida a casa, usted puede ayudar a que su mascota se sienta mejor ofreciéndole una buena alimentación, brindándole una cama suave (para que no haya mucha presión sobre la herida) y sobre todo deberá estar al pendiente de su mascota cuando se encuentre sobre superficies resbalosas, pues podría llegar a caerse fácilmente mientras se acostumbra.

Quizá usted. esté preocupado acerca de como se verá su mascota o como se desplazará después de la amputación, es por eso que anexamos estas fotos de casos reales para que tenga una idea más precisa de como se verá la herida y de lo que podrá hacer su mascota después de la cirugía.

 
Next >
No nos confunda, estamos al fondo de Plaza Bolognia, en
Circuito Bosques de Bolognia 168, Locales 11 y 12, Cuautitlán Izcalli, Edo. de México
Teléfono: 58 19 42 97 Lunes a Sábado de 9:00 a 14:00 y de 15:00a 19:00
Diseño: AGUS.FMMX.NET
Powered by Joomla
Acceso
Administración